Volvieron a detener al acusado del asesinato de Juan Carlos Ré

Facundo Carballo quién está acusado por el asesinato del comerciante local, habría obtenido permiso para salir de la carcel de Las Flores pero nunca regresó.

Locales Por: Sucesos Rafaela 05 de septiembre de 2019
21604c7656811b5343e060c0fec22475

Facundo Daniel Carballo, de 18 años , se encuentra acusado por el homicidio del comerciante del barrio San José, Juan Carlos Re, (cuando tenía 17 años) ocurrido el 17 de agosto del 2018. Estaba alojado en la cárcel de Las Flores, en el Pabellón Juvenil, a donde tendría que haber vuelto luego de obtener un permiso de la Justicia para ir a su casa por 24 horas, el domingo 25 de agosto. Nunca volvió a la cárcel. Fuentes judiciales no habían dado a conocer el episodio.

Por eso tenía desde entonces un pedido de detención, lográndose su aprehensión en las últimas horas luego de un allanamiento en calle Progreso al 200  de Rafaela, donde vive su familia.

En agosto del año pasado el comerciante Juan Carlos Re dejaba de existir en nuestra ciudad, luego de permanecer internado durante doce días, tras ser baleado en un intento de robo perpetrado en su negocio de almacén y agencia de quiniela ubicado en calle Jorge Arias 197 del barrio San José de nuestra ciudad. Por ese homicidio que era investigado siguiendo directivas del fiscal Carlos María Vottero, personal de la PDI había logrado la detención de Facundo Carballo, quien por ese momento contaba con 17 años de edad. Por ese motivo, el representante del MPA se declaró incompetente y envió el legajo de investigación a la órbita del Juzgado de Menores por ese momento a cargo de la Jueza María Alejandra Feraudo de Platini quien pocos días después, el 12 de setiembre, ordenó la libertad de “Carballito” al entender que no se habían podido reunir pruebas suficientes para mantenerlo en prisión.

Medidas socioeducativas


Más allá de haber dispuesto en aquel momento la libertad del menor, la Jueza había ordenado aplicar medidas socioeducativas alternativas a “Carballito” quien ya contaba con antecedentes penales y que incluso registraba una internación por problemas de adicciones en un centro de la provincia de Buenos Aires a solicitud de la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia de nuestra ciudad.
De esta manera, Facundo Carballo había quedado a cargo de un familiar y debía respetar un régimen de permanencia domiciliaria lo que implicaba que solo podía abandonar el lugar en el que vivía en compañía de una persona mayor de edad y bajo control de la policía. También tenía que firmar una vez por semana un registro en el Juzgado de Menores, aunque finalmente el joven incumplió de manera constante lo pactado por lo que luego esas decisiones se cambiaron.
De este modo, ahora se abre un interrogante en torno al futuro de la investigación, si continuará bajo la órbita de la jueza de Menores o bien retornará al Ministerio Público de la Acusación para que el fiscal, Carlos Vottero, busque el esclarecimiento del asesinato.

Otra vez detenido


El 21 de setiembre personal de la Policía de Investigaciones de Rafaela lo había detenido nuevamente. El día anterior la Dra. Platini convocó a los efectivos de la PDI a fin de realizar allanamientos en el barrio Barranquitas. En aquel momento se concretaron tres órdenes en otros tantos domicilios ubicados en calle Progreso 200 en el que se secuestró una escopeta calibre 20, un revólver calibre 32, cartuchos, una escopeta calibre 16 recortada y material estupefaciente.
En los mismos se había logrado detener a cuatro personas formándoseles causa por tenencia indebida de arma de fuego e infracción a la Ley de Estupefacientes.
Además, se había detenido también al menor de 17 años, principal investigado por el crimen del comerciante.

Apelación desestimada


En febrero de este año, la Cámara de Apelaciones de nuestra ciudad había desestimado un recurso intentado por la defensa de Facundo Daniel Carballo, que por entonces tenía 17 años confirmando, tras una resolución de los Dres. Matías Drivet, Juan Manuel Oliva y Cristian Pablo Fiz, encuadrar provisoriamente la conducta del acusado en la figura penal de Homicidio calificado por el uso de arma de fuego (art. 79 y 41 bis del Código Penal) y transformar la disposición cautelar que poseía hasta ese momento. Por eso el joven continuó en el Pabellón Juvenil de la cárcel de Las Flores hasta cumplir la mayoría de edad cosa que ocurrió el 21 de mayo pasado quedando a la espera de una resolución.

Diario Castellanos

Te puede interesar