Se abre una semana con Rosario en el centro de la escena política nacional

El miércoles, la fórmula Fernández-Kirchner reunirá al Frente de Todos y a gobernadores peronistas junto al Monumento a la Bandera.

Generales Por: Sucesos Rafaela 05 de agosto de 2019
0027202511

La recta final hacia las Paso del domingo próximo erigirán a Rosario como polo de atracción política nacional: con tan sólo 48 horas de separación, el presidente Mauricio Macri y la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner encabezarán sus respectivos cierres de campaña en la ciudad. Y lo harán con diferencias tan significativas como las que encarnan sus respectivos proyectos, Juntos por el Cambio y Frente de Todos.

Macri será hoy el principal orador del acto programado en estadio cubierto del Club Banco Nación. Tras aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR), el jefe del Estado llegará, a las 17, a la entidad deportiva ubicada en bulevar Rondeau al 2900.

El líder de Cambiemos, que va por la reelección, no será el único orador. También harán lo propio Federico Angelini, Ximena García y José Núñez, quienes abren en ese orden la lista de precandidatos a diputado nacional por Santa Fe.

No estará presente en Rosario el precandidato a vicepresidente, el peronista Miguel Pichetto, quien por imposición de la estrategia de campaña recorre otros puntos de la provincia, y posiblemente a última hora se anote algún miembro del gabinete nacional.

El acto, que arrancará a las 18.30, tendrá un formato en 360 grados, una marca característica de Cambiemos desde 2015 (incluso aplicada por el kirchnerismo recientemente): Macri se ubicará en el centro de un escenario bajo y estará rodeado circularmente por el público.

Señal de los tiempos que corren, no serán de la partida los emblemáticos globos de colores, aunque sí predominarán, según deslizaron a La Capital fuentes ligadas a la organización del acto, las banderas argentinas.

Si bien el estadio cubierto de Banco Nación tiene capacidad para cerca de 4 mil personas, por motivos de seguridad no habría más de 3.500 asistentes. Asimismo, el oficialismo apelaría en Rosario a otro de sus caballitos de batalla: las fugaces visitas sorpresa del presidente a algún ciudadano, que suelen difundirse —una vez concretadas— vía redes sociales.

La última vez que el primer mandatario estuvo en Rosario fue el 20 de junio (Día de la Bandera), cuando encabezó un breve acto en un club de barrio Tablada.

Esa puesta en escena terminó generando múltiples críticas: Macri no habló de Manuel Belgrano y sí de los sindicalistas Pablo y Hugo Moyano y de "la patota del transporte", rodeado de alumnos de escuelas primarias.

La agenda de cierres nacionales del primer mandatario contempla a la Capital Federal (mañana) y Córdoba (el miércoles), mientras que el jueves acompañará el fin de la campaña en la provincia de Buenos Aires.

Segunda convocatoria

Por su parte, y descartado días atrás el Patio Cívico del Monumento a la Bandera como epicentro de la cita (no está habilitado para actos de perfil proselitista), la fórmula F-F del Frente de Todos encabezará el miércoles próximo su cierre de campaña nacional de cara al río Paraná, desde las 17.30.

Con el Monumento como escenografía, Fernández y CFK (serán los únicos oradores) estarán acompañados desde un espacio preferencial por Omar Perotti, anfitrión y gobernador electo de Santa Fe, y los precandidatos a mandatario bonaerense, Axel Kicillof, y a diputado nacional Sergio Massa, entre otros dirigentes.

En ese sentido, los organizadores señalaron anoche a este diario que el acto tendrá una impronta austera y sin banderas partidarias, "priorizando la celeste y blanca". Además, el 7 de agosto coincide con el día de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, por lo que la convocatoria adquirirá una especial significación.

Otro plato fuerte será la presencia de una docena de gobernadores justicialistas que respaldan al binomio presidencial. El objetivo es certificar tanto la construcción política del Frente de Todos como el perfil federal que Fernández pretende darle a su eventual desembarco en la Casa Rosada.

También confluirán en Rosario, imán del optimismo kirchnerista en función de las encuestas, los restantes precandidatos al Congreso nacional, además de los aspirantes a gobernar la Capital Federal y Santa Cruz, comicios simultáneos a las elecciones generales, y referentes culturales y sociales.

Previamente, a las 15, Alberto (quien llegará a la ciudad mañana a la noche), Cristina y los gobernadores firmarán en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) un acta-compromiso con las principales propuestas (cinco puntos) para cada distrito en caso de que la dupla reingrese a Balcarce 50 el 10 de diciembre, una iniciativa que días atrás planteó Perotti y tuvo buena recepción en el Frente de Todos.

La ex presidenta había visitado Rosario el 20 de junio para presentar su libro Sinceramente, mientras que Fernández recorrió a fines de julio el centro-norte provincial junto a Perotti.

Al día siguiente de la movida rosarina, Fernández viajará a Córdoba para acompañar el cierre de campaña de los precandidatos de esa provincia.

Todo listo para que, a las puertas de unas primarias que testearán los ánimos electorales, oficialismo y oposición muevan sus últimas fichas.

Te puede interesar